Rubem Alves



« (…) Es el presentimiento de que la imaginación es más real y la realidad menos real de lo que parece. Es la sensación de que la última palabra no pertenece a la brutalidad de los hechos que oprimen y reprimen. Es la sospecha de que la realidad, tal vez, es mucho más compleja de lo que el realismo nos quiere hacer creer y de que las fronteras de lo posible no están determinadas por los límites del presente».

(Rubem Alves)